¿Qué hago?


El método científico aplicado a la vida.

La vida es como una reacción química: si entiendes cómo funciona podrás dirigirte hacia donde tu deseas. Y para ello se deben desglosar paso a paso todos los procesos para poder reconducirlo. Analizando, observando, cambiando la visión y encontrando otras opciones.

La química nos muestra como partiendo de unos reactivos se puede llegar a obtener un determinado producto. Y tu “producto” es Como quieres Vivir.

Y si no estas viviendo la vida que deseas: se debe  investigar en el origen y la pureza de los reactivos, la forma en que han sido obtenidos, los procedimientos utilizados para que ocurra la reacción, las condiciones y  medios para optimizar el proceso.

Mi formación académica procede del mundo de la Química. La vida me llevó a que dentro de la Química mi campo de investigación estuviera en la QuímicaFísica. Estos conocimientos me han dado una visión particular del mundo y de la vida. Como decía Antoine de Saint-Exupéry en El Principito:  “Lo esencial es invisible a los ojos”. Y la Química, la ciencia te entrena en ver en lo aparentemente invisible. Como en la Vida.

Y TU, tu vida y tus circunstancias es el reactivo sobre el cual ocurre el proceso que llamamos Vida.

Cuando un bebé llega al mundo, el deseo es que este se transforme y evolucione a ser un adulto feliz; pero este bebé no es como una hoja en blanco sobre la cual empezar desde cero a escribir una historia. Este ser nace marcado por los patrones repetitivos de las cascadas emocionales experimentadas por la madre durante el embarazo, por las experiencias vividas por los padres, por las circunstancias de la vida de las dos familias de origen de estos padres. Ellos vivieron experiencias de todo tipo. Gracias a ellos estamos aquí, porque salieron adelante. Pero ante las experiencias de sufrimiento, dolor, de supervivencia tomaron decisiones y encontraron formas de solucionarlas que quedaron instaladas como únicas formas de solucionar determinados problemas. De ahí nacen las creencias, pensamos que algo es útil o no en función de memorias olvidadas. Pero el inconsciente las guarda porque fueron una buena solución, aunque hoy en día puedan convertirse en limitación.

Entonces, como puedes observar, un bebé no es un material “puro”, y para poder llegar a conseguir la vida que se desea es imprescindible investigar en esas memorias que nos acompañan.

El proceso se inicia tomando como punto de partida lo que la persona está viviendo en ese momento y le resulta una “incomodidad”. Mi labor consiste en acompañar a investigar en los archivos que están en el inconsciente a través del análisis de la información que proporcionan los datos como las fechas de nacimiento y fallecimiento de los miembros de la familia, sus nombres, profesiones, enfermedades, motivo de fallecimiento, historias significativas que han vivido, etc.

Investigo en los acontecimientos vividos por los padres antes del nacimiento; cómo vivió la madre durante el embarazo y también analizamos la historia de esa época en la familia, cuidad, país y en el mundo. Cuando hay síntomas físicos, analizo la información que proporciona la biología, entendiendo que se expresa adaptándose a las necesidades de las circunstancias y que los síntomas aportan una solución a los conflictos biológicos. Y extraigo la información que proporcionan los dientes, ya que de las caries, fracturas, mal posiciones, y enfermedades de la boca se obtienen datos relevantes del inconsciente; así mismo, a través de la observación de las raíces de los dientes en las radiografías panorámicas, obtengo información muy valiosa, ya que guardan el recuerdo de memorias olvidadas.

Los motivos que desencadenan la búsqueda de un cambio esa “incomodidad” y por lo que las personas solicitan mi acompañamiento en la investigación son básicamente tres:

  • Situaciones complicadas: en el trabajo, en realces de pareja, hijos, o personales
  • Por causa de la aparición de síntomas físicos
  • Por problemas bucodentales.

Al tema bucodental dedico una parte importante del análisis; pues el objetivo de todo proceso es una mejora en la forma de vivir. Es importante determinar, para cada persona, cuál es su fórmula especial de la felicidad.

La forma de conseguir los cambios es a través de la toma de conciencia y de hacer sentir a las personas las dificultades y sufrimientos que están en el origen de las experiencias que están viviendo, para poderlas cambiar. Y para eso utilizo diversas herramientas, pero fundamentalmente la Hipnosis Ericksoniana.

Y cuando pones AMOR en el proceso, TRANSMUTAS y aparece el ORO que hay en ti. Tu nobleza.

Y este es el proceso. Esta es “La química de la Vida”.

Definir un objetivo e investigar las causas de las limitaciones para avanzar y así ir cambiando y puliendo el proceso para optimizar resultados y conseguir el objetivo. Porque entendiendo el proceso, desaparece el estrés, y entonces comprendo que eso es parte del camino. Y cada aparente dificultad se convierte en una oportunidad.

 

Y deseo agradecer a todos mis maestros lo que han aportado en mi vida para tener esta visión.

En primer lugar a mis padres y mis hermanas y por supuesto a mis hijas. En segundo lugar   a todas las personas que me rodearon en mi infancia, profesores del colegio, padres de mis amigos, amigos de mis padres etc..

Creo que todo es aprendizaje y de todo se aprende, pero quiero destacar ahora a mi director de Tesis Doctoral, porque de él no solo aprendí ciencia sino muchísima Vida: con el y con mis compañeros del grupo de investigación.

A Juan Carlos Fernandez,  Ingeniero Industrial de México, al que conocí a través de su Taller de Autoestima en internet, que hoy es mi Hermano. El me acompañó en mi primer gran cambio de percepción.

Y a las personas que han estado en la formación de conocimientos no reglados como son: la Biodescoficación, la Bioneuroemocion®, la Programación NeuroLingüistica, la Hipnosis Ercksoniana y  la Descodificación Dental, que hoy recibe el nombre de Psiconeurodontología.

Dentro de los estudios de Biodescodificación y Bioneuroemocion®  se  incluyen los conocimientos de: Las 5 leyes biológicas, el Proyecto Sentido (que se debe a Marc Frechet) y el estudio del Transgeneracional.

Agradezco a Enric Corbera, pero sobre todo al grupo humano del que obtuve el conocimiento y la formación dentro de  su equipo docente, del que luego formé parte. Y al Dr. Christian Beyer con el que siento haber alcanzado un nivel aún más amplio de la visión de lo invisible.

Y a la VIDA, porque todo enseña y de todo se aprende, porque me muestra mi pantalla, a través de la cual veo el mundo para poderla ampliar.

A tod@s: GRACIAS.